A la hora de promocionar un producto o un servicio es muy importante saber cuales son tus tipos de target. En otras palabras, una empresa tiene que tener claro al público objetivo al que se dirige.

Target significa en inglés objetivo, con lo cual, cuando en marketing hablamos de target group, target audience, o simplemente, target, nos referimos al público objetivo de una empresa.

La publicidad más efectiva es aquella dirigida únicamente al público que le puede interesar lo que ofreces. Por ello es tan importante tener claro cuáles son los distintos tipos de target de tu empresa.

 

¿Qué es el target de tu empresa?


 

El target de una empresa es el grupo de personas o usuarios que pueden estar interesados o interesadas en los productos y servicios que ofrece, es decir, son nuestros posibles compradores o clientes.

 

Cada empresa tiene un tipo de target diferente, de acuerdo con las características de los productos y servicios que ofrece. Vamos a poner un ejemplo. Imagínate que tienes una empresa de coches de gama media. Tu público objetivo general estaría formado por todas aquellas personas que saben y pueden conducir. Ahora bien, a partir de esta segmentación, se puede sacar un perfil llamado buyer persona. Consiste en especificar. de acuerdo a los atributos de un producto o servicio, qué personas dentro del target estarían interesadas en comprarlo. Básicamente, consiste en crear un perfil de comprador. De acuerdo con el ejemplo anterior, el buyer persona de la empresa de coches de gama media estaría formado por personas  con un sueldo medio, trabajadores, que les gusta conducir, etc.

Pero, ¿tu empresa puede tener más de un tipo de target? ¡Por supuesto que sí!

Dependiendo de los productos que ofrezca una empresa tiene unos tipos de target u otros. Si que es cierto, que las empresas más pequeñas y específicas, tienen un tipo de target audience muy concreto.

Siguiendo con el ejemplo de la empresa automovilística, vamos a diferenciar otro tipo de target. El público general de la empresa está claro, pero, ¿qué pasaría si la empresa decide lanzar un nuevo tipo de coche? ¿y si el nuevo modelo es un coche familiar?

En este caso, la empresa tendría que desarrollar una campaña de comunicación dirigida a familias. Personas con sueldo medio, trabajadoras, que les gusta conducir, y además, que tengan hijos o hijas.

Por otra parte, hay muchas empresas que sienten que se han estancado en un tipo de público, y quieren expandirse. Por ejemplo, una tienda de ropa que siempre ha seguido un estilo para personas más mayores, no tiene por qué seguir fabricando ropa para ese tipo de target. Puede empezar a diseñar modelos más modernos y actualizados, a la vez que los diseños antiguos. Ésto haría que el público se ampliase, o directamente cambiase.

En definitiva, las empresas pueden tener más de un tipo de público, dependiendo de los productos que ofrecen.

Ahora te toca a ti, ¿sabes cómo identificar tus distintos tipos de target?

 

Cómo identificar los diferentes tipos de target


 

Para poder definir los tipos de target de tu empresa, es importante identificar la clase de atributos de los distintos productos que ofreces.

Empezaremos con un análisis del producto o servicio:

  • ¿Es un producto de lujo o un bien común?
  • ¿El producto será utilizado exclusivamente por mujeres? ¿o por hombres? ¿Tiene distinción por género?
  • ¿Dónde vas a querer comercializar ese producto?
  • ¿Tu producto podría utilizarlo personas de cualquier edad?

Éstas son algunas de las preguntas que puedes hacerte acerca de tu producto o servicio. ¡Pero hay muchas más!

Al identificar las distintas características de tus productos o servicios, será fácil definir los distintos tipos de buyer persona que le corresponde a cada uno. Dicho buyer persona se podría definir como los distintos tipos de target de una empresa.

Después de definir las características de tu producto, el segundo paso es definir a qué grupo de personas le podría interesar comprarlo:

  • Información demográfica
  • Ocupación profesional, ¿trabaja o no trabaja?
  • ¿Cuáles son sus necesidades? ¿Cómo nuestro producto puede ayudar a resolverlas?
  • ¿A través de qué canales podríamos alcanzar a este tipo de target?

Como conclusión, no debes estancarte exclusivamente en un tipo de target. Tu empresa puede ofrecer productos para perfiles diferentes de personas. Tienes que saber comunicar la información de tus productos a las personas correctas.

Si ofreces un producto, pero no has definido correctamente el público al que le puede interesar, probablemente no obtengas las ventas que esperabas.

 

Esperamos que esta información te haya ayudado a la hora de comprender los diferentes tipos de target de una empresa. Si tienes alguna duda, ¡Contáctanos!.


Paula Cejas Castela

Pin It on Pinterest