Tanto el vídeo marketing como su plataforma principal, Youtube, se han convertido en una estrategia imprescindible en cualquier plan de marketing digital. El contenido audiovisual ocupa un 78% de todo el que se comparte en Internet, una cifra impresionante que no hace más que aumentar día a día.

 

Pese a esta importancia, no todos los usuarios pueden permitirse disponer de equipos profesionales de grabación, ya que suelen tener un coste económico muy alto. Muchos de los vídeos subidos a esta plataforma están realizados con un equipo sencillo y casero, ya sea un móvil, una tablet, una cámara de fotos, etc.

 

Puede que tu objetivo sea mejorar la calidad de los vídeos en tu cuenta personal de Youtube o puede que sea en la de tu empresa. Tanto para una u otra opción, tenemos algunos consejos para ayudarte a alcanzar más suscriptores y hacer más cómoda la visualización de tus vídeos.

 

 

Consejos para una mejor calidad

 

La calidad importa, puesto que no es lo mismo ver un vídeo en 144p que en 720p. Actualmente, la audiencia está acostumbrada a una calidad de imagen muy buena gracias a las nuevas tecnologías. Por ello, cuando dan con un vídeo de baja calidad terminan por cerrarlo sin completar su visualización.

 

Pero ¿solo es importante la calidad de la imagen? Rotundamente no. Como su propio nombre indica, es vídeo marketing y su principal objetivo es captar la atención del receptor. Para lograr esto último, te recomendamos lo siguiente:

 

  • Utiliza un micrófono. En la actualidad, existen opciones realmente baratas para aquellos usuarios que solo requieran funciones sencillas y no quieran invertir mucho dinero. El sonido, sin duda, otorga calidad al propio vídeo y le proporciona un aspecto más profesional.

 

  • Cuida la iluminación. La mejor luz es, sin duda,la natural. Sin embargo, tus horarios puede que no te permitan grabar en el mejor momento. Por eso, si no dispones de luz natural, puedes optar por adquirir algunos focos, ya sean profesionales, económicos o ¡elaborados ti mismo! Solo necesitarás un recipiente de plástico y 4 bombillas de bajo consumo.

 

  • Estabiliza la imagen con un trípode adecuado. Aunque algún familiar o amigo te ofrezca su ayuda para grabarte, no queremos una imagen movida o cambios de plano. Por ello, lo mejor es hacerte con un trípode o, en su defecto, apoya el dispositivo sobre algún mueble que tenga la altura adecuada.

 

  • Haz cortes. Aunque creas que grabar tu vídeo en diferentes tomas es chapucero, estás muy equivocado. Para que un vídeo sea ameno y divertido, necesita cortes distintos que vuelvan a captar la atención del receptor cuando este se distraiga, sobre todo, en vídeos largos.

 

  • No hagas zoom. Esto es debido a que el zoom hace que el vídeo pierda automáticamente calidad. Evítalo y hazlo tú mismo situando la cámara a la distancia deseada. De hecho, no pasa nada porque la cámara vaya cambiando de posición.

 

  • No tengas miedo a la edición. Aunque sea un proceso largo y tedioso, existen algunos programas que te resultarán muy intuitivos. Desde hoyreka!, te recomendamos Movavi Video Editor, Filmora Wondershare y Avidemux. Con ellos podrás añadir efectos y hacer tu vídeo todo lo profesional que desees.

 

El vídeo marketing se encuentra en constante crecimiento, ya que es la forma ideal de llegar a tu público objetivo, sobre todo, a aquellos más jóvenes que están siempre al día de las últimas novedades.

 

La principal razón de esto tiene que ver con que el contenido audiovisual es muy eficaz a la hora de comunicar y tiene unos amplios niveles de recuerdo, además de que resulta perfecto para conseguir más engagement. La prueba está en que, aún hoy, la televisión es el medio con más alcance de todos los existentes.

 

Si aún no perteneces a la gigantesca red social que es Youtube, crea tu cuenta y comienza a compartir contenido de valor. ¡Merecerá la pena!


Patricia Pelegrín

Pin It on Pinterest