Posiblemente queden muy pocas empresas sin presencia digital. La mayoría tienen una web o blog como medio principal para comunicarse con los usuarios. Pero, actualmente, han aparecido otras plataformas que los usuarios consultan más que las páginas web.

Debido a la aparición de Smartphones, los usuarios se pasan la mayor parte del tiempo conectados a Internet, en busca de nuevos estímulos y nuevo contenido. Esta búsqueda la realizan a través de las redes sociales.

Por ello, las empresas empiezan a tener presencia en plataformas sociales, con el fin de contactar con los usuarios y convertirlos en clientes finales.

Pero, ¿qué es el Social Selling en concreto? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es el Social Selling?


El Social Selling se trata de utilizar herramientas sociales para crear relaciones de confianza con los usuarios, del tal forma que puedan convertirse en clientes finales.

Las redes sociales son el canal más efectivo para mantener relaciones con los usuarios. Las empresas pueden contestar directamente a las dudas y peticiones de los usuarios, mostrando interés y eficacia a la hora de comunicarse con los usuarios.

Muchas veces, los usuarios deciden no realizar una compra por segunda vez, e incluso por primera vez, dado que no son capaces de comunicarse con la empresa correctamente.

Por otro lado, debes tener claro que el Social Selling no es publicidad en las redes sociales. Se trata de generar relaciones poco a poco mediante la creación de contenido que atrape al usuario y ofrecerle lo que necesita.

Ahora que ya sabes lo que es el Social Selling, vamos a explicarte sus principales características.

 

Principales características del Social Selling


  • Vendes sin ir a vender directamente: es decir, enamoras al usuario para atraparle y convencerle de que tu marca es lo que necesita. No se trata de una estrategia agresiva de ventas; se trata de una estrategia progresiva.
  • Relaciones bidireccionales: mediante el Social Selling consigues que tu empresa se comunique con los usuarios. No solo se pondrá en contacto tu empresa, sino que los usuarios se sentirán cómodos a la hora de ponerse en contacto contigo. Saben que es una manera fácil y rápida de aclarar sus dudas.
  • Recopilar información: gracias a las redes sociales podrás informarte acerca de los gustos y necesidades de los usuarios; así como de los problemas que han tenido con anterioridad en tu empresa, de tal forma que seas capaz de solventarlos. Por otro lado, mediante la información que comparten los usuarios en las redes sociales puedes identificar aquellos que encajan con tu buyer persona.
  • Generar contenido de valor: como ya te hemos explicado antes, el Social Selling no se trata de crear publicidad. Se trata de generar contenido relevante para los usuarios.

 

Cómo implantar el Social Selling en tu empresa


Para poder crear una estrategia de Social Selling debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Elegir la plataforma que más se ajusta a tu buyer persona: es decir, tener presencia allá donde se encuentre tu público objetivo.
  • Sigue a los usuarios que te interesan: tanto si son empresas o usuarios individuales. De esta forma podrás estar al tanto de sus gustos y necesidades para poder cubrirlas.
  • Participa en las conversaciones sobre tu empresa o marca: demuestra a los usuarios que estás interesado/a en complacerlos.
  • Comparte contenido relevante: utiliza las redes sociales para compartir noticias, entradas de blogs o cualquier otro tipo de contenido que consideres necesario para tu público objetivo.

En definitiva, aprovecha las redes sociales para comunicarte con tu público objetivo y aportarles algo más que simple publicidad. Crea relaciones de confianza y duraderas.

 

Esperamos que te haya servido la información de este post. Si tienes alguna duda más, ¡contáctanos!

 


Paula Cejas Castela

Pin It on Pinterest