¿Cuántas veces te ha perseguido un anuncio por la red? Muchas, ¿verdad? Pues todo tiene un nombre, y a esto se le llama remarketing.

remarketing

El remarketing es una técnica de la publicidad online que muestra anuncios determinados a las personas que ya han visitado previamente tu web. Así, si una persona abandona la web sin haber realizado una conversión, se le puede tentar nuevamente con el producto o servicio por el que se interesó. Y es que, un 8% de estos consumidores volverían a retomar la compra. Pero utilizando el remarketing se puede conseguir un retorno del 26%.

¿Qué más tengo que saber?

¿Cómo funciona?

– El usuario accede a la web.

–  Se marcha dejando su ID de la cookie.

–  Se añade al usuario marcado a una lista de remarketing.

–  Se realiza una campaña con esa lista (de display de Google Adwords).

¿Qué herramientas puedo utilizar?

–  Google Adwords: tienes varios tipos de campañas de remarketing (estándar, dinámica…). Se pone una cookie en el dispositivo del usuario y esta muestra más tarde la publicidad que se ha buscado. Tú escoges la inversión que quieres hacer ya que el coste es por clic. Así, alcanzas toda la red de Google y el impacto será mayor.

–  Criteo: igual que la anterior, crea anuncios display optimizandos y publicados en tiempo real para cualquier dispositivo.

–  Adroll: funciona igual que Adwords pero también puedes llevarlo hasta Facebook o Twitter.

7 Ventajas de utilizar remarketing

–  Redirige el tráfico a tu web: el usuario ya ha visitado tu web, ya ha hecho un esfuerzo y ha mostrado un interés, por lo que es más fácil llegar a ellos mientras navegan por otros sitios web. El objetivo es que retome y termine la operación.

–  Alta segmentación: se personalizan los anuncios dependiendo de la acción del usuario, adaptándose a sus preferencias. Por ejemplo, segmenta a los usuarios que han añadido artículos al carrito pero no se convirtieron u ofrece productos complementarios a aquellos que sí realizaron la compra.

–  Reforzar la imagen de la marca: si posicionas bien tu marca, podrás hacerla más conocida, notable y confiable.

–  Cobertura a gran escala: se puede llegar a gran cantidad de usuarios varias veces al día, semana o mes. El anuncio perseguirá al usuario mientras realiza búsquedas en Google, sitios web o aplicaciones móviles.

–  Precios eficientes: el sistema de subasta de Google, permite crear campañas con estrategias de pujas que calcula la óptima para el usuario y así ganarla al mejor precio posible.

–  Sencilla creación de anuncios: las campañas de remarketing dinámico permiten crear mensajes creativos y dinámicos, dando lugar a una publicidad muy atractiva.

–  Información de tus anuncios: puedes saber el rendimiento de tus campañas (lugar donde aparecen tus anuncios, en qué lugar tienen mayor rentabilidad, precio que pagas…) y así ir modificándola en función de los resultados obtenidos.

En definitiva, es una herramienta muy poderosa cuya finalidad es conseguir que los usuarios finalicen la acción que comenzaron en otro momento. Tiene resultado efectivos gracias a que el cliente ya mostró una intención y además, al poder elegir la inversión que haces, está al alcance de cualquier empresa.


Guillermo Gonzalez

Pin It on Pinterest