Gracias al creciente desarrollo de Internet, nos encontramos cada vez más con plataformas que han sabido sacar rentabilidad a la inteligencia artificial al actuar como soporte para los usuarios o clientes en las diferentes páginas web (sobre todo en aquellas webs dedicadas a los servicios). En este campo, debemos mencionar la aparición de los chatbots o de los bots conversacionales.

Ventajas de los chatbots

Los chatbots son asistentes virtuales capaces de comunicarse con los seres humanos utilizando un sistema de inteligencia artificial que imita la forma de relacionarse de las personas, a través de texto o voz.

Son muchas las posibilidades que te ofrecen estos robots con inteligencia artificial, puesto que son muy eficaces y pueden ofrecer soluciones a varios problemas. ¿Para qué sirven exactamente los chatbots? Podemos destacar estas ventajas, entre otras:

  • Facilidad de búsquedas online.
  • Explorar la web de una forma diferente y original.
  • Inmediatez y rapidez en la información.
  • Un chatbot siempre se presentará a los usuarios destacando cuál es su función.
  • Ahorro de tiempo.
  • Atención las 24h, los 7 días de la semana.
  • Eficacia y efectividad. Si el bot no puede resolverte una duda concreta, podrá estar programado para ofrecerte el contacto telefónico o el email de un asesor que resuelva tu problema. 

¿Cuáles son los chatbots más conocidos mundialmente?

El primer chatbot que se creó fue “Eliza”, un software que se inventó en la década de los 60 por el profesor de informática Joseph Wiezenbaum, en el laboratorio de inteligencia artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos.

Los chatbots más populares y conocidos a día de hoy son “Siri”, el asistente personal de Apple y “Cortana”, el asistente de Microsoft. Pero, además de estos dos sistemas, podemos destacar los bots de Facebook que han sido creados hace poco, los de Slack, Kik, etc.

Aún hay que avanzar mucho en este ámbito tecnológico. Se ha generado mucho interés por parte de desarrolladores tecnológicos e inversores, pero la demanda por parte de los usuarios e internautas todavía es mínima. Pero, lo que es evidente, es que es una tecnología con mucho futuro y desarrollo aún por explorar.


Judit García

Pin It on Pinterest