¿Tienes una página web y, seguramente, ahora te preguntas cosas del tipo “¿cómo puedo hacer para que los usuarios contacten conmigo?, ¿cómo obtengo datos de contacto de los usuarios? o ¿cómo puedo generar una venta? Tenemos la respuesta, lo que necesitas es una landing page.

¿Qué una landing page?

Una landing page o página de aterrizaje es, como su nombre en español indica, una página web, que está diseñada para convertir visitas en leads o clientes finales. Por tanto, es una herramienta de marketing digital muy utilizada, cuya finalidad es la conversión.  

Te explicamos mejor cómo funciona con un ejemplo. Imagina que logras captar la atención de un usuario. Con ello, ahora él está dispuesto a dejar sus datos (mediante el formulario que hayas puesto en tu web), para obtener más información relevante sobre alguno de tus productos o servicios.  

Pues bien, en el momento en el que el usuario te deja su información de contacto, se convierte en un lead. Este, posteriormente, puede realizar una compra y pasar a ser un cliente para tu empresa.

Para ello, resulta muy importante crear una buena landing page, puesto que dispones de pocos segundos para captar la atención del usuario o seducirlo con tu contenido. Es vital que recuerdes lo útiles que son los botones call to action(CTA), para que el usuario, con tan sólo hacer clic, realice una acción inmediata y obtenga lo que busca. Por ejemplo: “Descarga”, “Regístrate”, “Resérvalo”.

Con los datos proporcionados por el usuario podrás crear una estrategia de marketing digital y crear campañas enfocadas en tu público objetivo. Por ejemplo, puedes utilizar email marketing para enviarle información relevante sobre nuevos productos, noticias, descuentos…

Asimismo, una landing page debe ser diferente a la de tu sitio web, sin menús o botones que conecten a las Redes Sociales, ya que la landing es una página directa. ¡Cuánto más sencilla y fácil de usar, mejor!

Y recuerda que debes tener bien claro cuál es el objetivo que quieres alcanzar con la landing page. A continuación, indicamos dos tipos de landing pages que puedes utilizar.

Tipos de landing pages

1. Langing page de generación de leads

Son muchas las empresas que utilizan este tipo de landing page, cuyo objetivo final es la captación de leads o contactos a través de la información de contacto que dejan los usuarios que visitan tu sitio web.

Cuando el usuario llega a tu página y quiere más información sobre aquello que le llama la atención, tendrá que tener visible un formulario para dejarte sus datos de contacto.

Un claro ejemplo de landing page es aquella que te puedes encontrar cuando quieres obtener un ebook gratis o una suscripción. Para ello, primero te indican que tienes que rellenar un formulario y, al cabo de unos segundos, te envían al correo el link de la descargarnos o confirmación de suscripción.

A continuación, con los datos obtenidos a través de la landing page, los responsables de esa web/negocio podrán crear una base de datos, segmentar su público y empezar a trabajar en estrategias adaptadas a las necesidades de cada uno de los leads, es decir, de los clientes potenciales.

Volviendo a ti, ¿qué tipo de información puedes solicitar a tus visitantes? La que tú necesites. Un ejemplo de formulario estándar pediría los siguientes datos:

  • Nombre y apellido
  • Dirección de correo electrónico
  • Número de teléfono
  • País

2. Landing page de venta directa

Si alguna vez te has comprado algún producto o servicio por Internet, seguramente, habrás sido dirigido a una landing page de venta directa.

El objetivo principal de ellas es vender, a la vez que proporcionar información sobre el producto o servicio que la marca quiere destacar.

En Internet, para tener éxito, siempre es importante aportar valor y no dejar escapar oportunidades. Por tanto, cuando tú dirijas a clientes hacia landing pages de venta directa, el diseño y contenido de las mismas debe ser llamativo, simple y claro. No olvides que debe generar emociones.

Una buena forma de entender, al 100%, lo que es una landing page de venta directa es que visualices las clásicas webs para reservar un viaje. Allí, puedes encontrar paquetes vacacionales del tipo “Escápate a NYC por sólo 400 euros”, en los que destaca el precio y la oferta del momento. Ver esto te atrapa y, con un solo clic, ya puedes comprarlo: sencillo y directo.

No solo esta landing page es ideal para negocios relacionados con viajes, puesto que, también, resulta ideal si tienes un ecommerce.

Ahora que ya sabes más sobre las landing pages, es importante que tengas claro tu objetivo: crear una landing que impacte al usuario. Recuerda, se trata de guiarle para que realice lo que tú quieres. Lo fascinante de todo esto es que puedes captar potenciales clientes, aumentar ventas y mejorar tus estrategias de marketing digital. Por tanto, ¡anímate y sumérgete en el mundo de las landing pages!


Alejandra Arízaga Samaniego

Pin It on Pinterest