El networking lleva consolidado en el mundo empresarial bastante tiempo. Se trata, en resumidas cuentas, de hacer relaciones públicas para generar contactos, oportunidades de negocio para tu empresa, poder encontrar nuevos socios o proveedores, o incluso talento que esté interesado en trabajar con nosotros. Tanto es así, que se ha convertido en algo esencial para que las pequeñas y medianas empresas puedan optar a expandirse y crecer.

networking eficaz en eventos

Cómo hacer un networking eficaz en eventos

Estar en contacto con el mayor número posible de empresas/empresarios en nuestro sector es algo clave. Aumentar nuestros contactos conlleva aumentar directamente nuestras probabilidades de éxito y eso es algo que todos los directivos quieren. Ahí es donde entra en juego el llamado “networking”. Consiste en ir a eventos y dar a conocer tu empresa a los otros asistentes. Una publicidad informal. Apretones de manos, intercambios de tarjetas, escuchas activas, todo eso es el networking. Generar posibilidad de negocio.

Las claves del networking

Ten claro lo que estás buscando. Ya sea captar clientes, darte a conocer entre los demás presentes o buscar un partner local en otro país o ciudad, es muy importante que identifiques qué es exactamente lo que has ido a hacer y lo tengas todo el rato en mente. No te distraigas.

Deja la timidez en casa. No hay nada que de peor imagen que un directivo sin don de gentes. Haciendo networking, eres un RRPP de tu empresa. Ten esto presente y te ayudará a captar contactos y clientes potenciales.

Da buena imagen. Las primeras impresiones son tan importantes, que pueden suponer cerrar un trato o no. Viste de forma adecuada para la ocasión y cuida tu aspecto. Alguien ordenado por fuera lo está también por dentro y eso transmite confianza.

No bajes la mirada. Busca el contacto visual y muéstrate seguro de ti mismo, pero siempre sin llegar a intimidar.

Lleva un speech de unos 20 segundos ensayado explicando quién eres y qué es lo que hace tu empresa. Ten mucho cuidado de que no sea aburrido y cámbialo un poco de vez en cuando para no decir siempre lo mismo exactamente igual.

Genera interés en retomar el contacto después del evento. No te limites al apretón de manos y el famoso “estamos en contacto”. Ponte en contacto. Recuerda que es tu negocio por lo que estás ahí.

Foto | Fotolia.com


Rodrigo Cisneros

Pin It on Pinterest