Muchas veces hacemos cosas sin saber la grandeza que desprenden. En ocasiones, parece un instinto natural más que una estrategia de supervivencia.

Este modus operandi se puede extrapolar a las empresas, ya que hay algunas que llevan a cabo acciones de marketing de contenidos sin saber que lo están haciendo, y es que, según nuestro III Informe de Marketing de Contenidos en España, “el 91 % de los encuestados afirma hacer prácticas de marketing de contenidos”.

Ahora imaginemos cuánto se vería incrementado dicho porcentaje si las empresas que sí hacen marketing de contenidos lo supieran…

Esta refutación empírica es debida a que el cajón de los contenidos parece ser el gran desconocido de los negocios y es una parte olvidada dentro de la estrategia de venta de productos o servicios por parte de las empresas. Es decir, es como ese baúl que todos tenemos en casa debajo de la cama y nunca abrimos porque no encontramos la llave.

El Marketing de Contenidos como concepto

Como no queremos que los contenidos sigan bailando en la mente de la gente sin forma ni sentido, como un ente abstracto, procederemos primeramente a concretar el concepto Marketing de Contenidos para ir definiendo su silueta:

“El Marketing de Contenidos, o Content Marketing en su versión internacional, se basa en ofrecer contenidos interesantes y útiles a tus clientes y potenciales clientes para acercarte a ellos en lugar de gritarles que compren tus productos o servicios.” (“¿Qué es el marketing de contenidos?”, 2018)

Tipos de estrategias en el Marketing de Contenidos

Hay millones de formas de crear contenido. A continuación, te nombramos algunas de ellas:

  • Copywriting: es una disciplina que fue concebida en el mundo del mercadeo y de la publicidad para hablar de las capacidades que tiene la redacción de adoptar los trucos de la psicología con la intención de captar la atención y el interés de las personas, con respecto a un contenido.  (Giraldo & Giraldo, 2018)
  • Diseño/infografías: es una combinación de imágenes sintéticas, explicativas, fáciles de entender y textos con el fin de comunicar información de manera visual para facilitar su transmisión.
    Además de las ilustraciones, podemos ayudar más al lector a través de gráficos que puedan entenderse e interpretarse instantáneamente. (‘Qué es una infografía, cómo se hacen, cómo se diseña una infografía’, 2018)
  • Podcasting: son ficheros de audio en los que el autor habla sobre un tema concreto, hace entrevistas y publica música. (‘¿Qué es un podcast?, ¿qué es el podcasting?’ (2018). Asociación Podcast)
  • Email Marketing: es una técnica utilizada por las marcas para contactar con su público objetivo a través del correo electrónico. Esta técnica de marketing incluye newsletters y mailing, y sobre todo una buena estrategia que avale las acciones que se realizan. (Aquí, C., Vilma, S., Núñez, V., Núñez, V., Núñez, V., & Michel, P. et al. (2018). ¿Qué es el email marketing?. Vilma Núñez – Consultora Estratégica de Marketing. Recuperado 2 March 2018, a partir de https://vilmanunez.com/que-es-el-email-marketing/)

Objetivos de la estrategia de contenidos

Toda estrategia se crea en base a unos objetivos. ¡Aquí sí que el fin justifica los medios! Te los presentamos, a continuación:

  1. Captación: es necesario atraer visitas a tu página o blog. El SEO es el cimiento de casi cualquier actividad en Internet dirigida a generar tráfico. Pero no debe estar optimizada solo tu web, sino todos los contenidos (o un 90%) deberían estarlo para su posicionamiento en Google.
    Elige bien las palabras clave y redacta los contenidos en base a ellas. No olvides que también debes optimizar tus perfiles sociales. Comprueba si la biografía o información de tu empresa contiene las keywords por las que quieres posicionar tu negocio.
  2. Conversión: hay que conseguir que ese tráfico que llegue a tu web se convierta en lead, dejando sus datos personales.
  3. Venta: es de vital importancia lograr que esos leads se conviertan finalmente en clientes.
  4. Fidelización: hay que procurar que tus clientes actuales, tus clientes potenciales (leads) o simplemente los visitantes de tu web hablen bien de tu marca, de tus productos o servicios.

Para lograr todo ello, tendrás que utilizar contenido de valor en las diferentes fases del llamado embudo de conversión, es decir: conseguir atraer a un cliente potencial que todavía no te conoce, intentar que te proporcione sus datos, que te acabe comprando y que hable bien de tus productos y/o servicios.


Alba Caride

Responsable de Marketing y Comunicación en hoyreka!

Pin It on Pinterest