Actualmente, las empresas que tienen más éxito son aquellas que aplican el Long Tail en su estrategia de posicionamiento.

Poco a poco el mass marketing se está quedando atrás, ya que los consumidores prefieren un trato más personalizado, y por tanto, unos productos y servicios más ajustados a sus necesidades.

Como ya hemos comentado anteriormente en otros posts, la personalización de contenido y oferta de productos está a la orden del día. Las empresas ya no piensan en sus clientes como un conjunto; prefieren tratarlos de forma individual, mediante ofertas customizadas y una relación directa con los mismos.

Hoy en día, la mayoría de las empresas ha implantado estrategias de marketing relacional, consiguiendo de esta forma que los usuarios se sientan únicos y sobretodo, especiales.

Por ello, algunas empresas están ganando terreno y clientes gracias a estrategias de Long Tail.

Y te preguntarás, ¿qué es el Long Tail? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es el Long Tail?


El Long Tail es una tendencia en la cual el mass market se convierte en mercado de nichos gracias a la tecnología, ya que, permite la venta de pequeñas cantidades de productos a precios bajos de manera rentable.

Este concepto fue creado por Chris Anderson, su artículo publicado en 2004 llamado “The Long Tail”. Más adelante publicó el best seller “La Economía Long Tail”. En estas publicaciones, Anderson explicaba que gracias a las nuevas tecnologías, las empresas podían llegar a todo tipo de público alrededor de todo el mundo.

Según Anderson, las empresas de más éxito serán aquellas capaces de ofrecer productos variados y minoritarios. De esta forma, la venta es personalizada en lugar de masificada. Las empresas ofrecen productos que se ajustan más a las necesidades de los consumidores, en lugar de ofrecer productos de forma generalizada.

Es decir, un producto para un perfil de target general no conseguirá tantas ventas como varios productos más ajustados a diferentes tipos de target.

Un ejemplo muy claro de empresa que lleva a cabo el Long Tail es Amazon. Esta empresa ofrece productos de todo tipo a un precio bajo, llegando de esta manera a diferentes perfiles de consumidores y aumentando las ventas. Una de las mayores acciones de Long Tail que ha realizado Amazon es la venta de Ebooks. Gracias a estos dispositivos, muchos autores/as que no eran conocidos hace unos años, han podido lanzar su trabajo y encontrar su público, sin necesidad de encontrar una editorial que les lance a la fama.

El Long Tail no es solo eficiente y enriquecedor para las empresas, también para los consumidores. Como ya hemos mencionado antes, las empresas optan por implementar el marketing relacional, y el Long Tail ayuda mucho en este aspecto. El hecho de ofrecer productos más específicos, personalizados y más baratos ayuda a la fidelización de los clientes.

Por otro lado, el Long Tail se entiende como una gráfica. En la cabeza de mercado (inicio de la gráfica) se encuentran los productos de carácter masivo, y por otro lado, los productos de la cola son aquellos que se encuentran en los nichos especializados. La suma de estos últimos es lo que crea un gran volumen económico.

 

Es decir, muchos productos para diferentes target valen más que un producto sin diferenciación para un target generalizado.

 

Aplicación de Long Tail a posicionamiento


Además de aplicar el Long Tail en el ámbito de ventas, podemos aplicarlo al posicionamiento de contenidos.

Como te hemos explicado antes, el Long Tail se trata de la personalización de productos y servicios de acuerdo a diferentes perfiles de consumidores. Por ello, su aplicación a contenidos es muy sencilla.

Se trata de crear mucho contenido diferente y en tendencia para llegar a toda clase de público. Si solo nos centramos en una temática, el público que vamos a tener será exclusivamente aquel que esté interesado en ello. Por otro lado, si ofrecemos contenido de todo tipo, pero siguiendo una temática, nuestro público se ampliará.

Por ejemplo, podemos saber cuáles son las tendencias de búsqueda de los usuarios gracias al buscador de Google. Puedes probar a introducir una única palabra de tu interés; en ese momento, Google te sugerirá una serie de temas relacionados con la keyword que has introducido. ¿Qué quiere decir ésto? pues que todos aquellos temas que están sugeridos por Google, serán aquellos más buscados por los usuarios.

Esta información es vital para una empresa que tiene un blog, ya que, de forma muy sencilla, ayuda a la empresa a encontrar las keywords más usadas por los usuarios, para en un futuro, poder utilizarlas también.

En definitiva, los usuarios buscan en internet los productos o contenido específicos que quieren encontrar. Por ejemplo, si un usuario quiere encontrar información sobre cómo crear una página de Facebook, no introducirá únicamente la palabra Facebook, dado que esta palabra es muy general para el tipo de información que está buscando.

Una gran ventaja para las empresas que llevan a cabo esta estrategia Long Tail, es que los usuarios que llegan a su blog o página web son usuarios que realmente están interesados/as en el contenido o productos que ofrece. Esto provocará que dicho usuario se convierta en un consumidor/a fidelizado/a.

En conclusión, el éxito de una empresa que implementa el Long Tail reside en la suma de diferentes nichos de mercado.

 

Cómo aplicar el Long Tail al posicionamiento


Ahora que ya sabes para qué sirve aplicar le Long Tail en tu estrategia de posicionamiento, te vamos a explicar las diferentes formas de búsqueda de keywords para crear Long Tail:

  • Buscador de Google y búsquedas relacionadas: como ya te hemos explicado en el apartado anterior, las búsquedas de Google son muy útiles a la hora de implementar Long Tail. Mediante las keywords que aparecen en la barra de búsqueda al introducir una palabra, podrás encontrar todas aquellas keywords más buscadas por los usuarios; y de esta forma, utilizarlas tú también para posicionar mejor. Por otro lado, se encuentran las búsquedas relacionadas de Google. Estas búsquedas se encuentran en el final de la página de resultados de búsqueda, y te ofrece keywords relacionadas con el tema que has buscado.
  • SEMrush: es una herramienta de búsqueda de keywords gratuita, con limitaciones. Aún así, te ayudará a encontrar aquellas keywords que tienen al menos 10 búsquedas mensuales. Gracias a todo esto, podrás elegir cuáles son las keywords que más te interesa utilizar, de acuerdo con el contenido que quieres compartir.
  • Geolocalización: se trata de introducir la localización de tu producto o servicio en la keyword. Es decir, si tu empresa se dedica a vuelos en parapente en Guadalajara, deberás introducir en la keyword la palabra Guadalajara. Un ejemplo claro sería: vuelo biplaza en parapente en Guadalajara.

Ahora ya sabes que es el Long Tail, ¡te toca dar el paso e investigar sobre las keywords que te ayudarán a posicionar mejor y crear pequeños nichos de mercado!

Esperamos que este post te haya ayudado, pero si necesitas más información, ¡no dudes en contactarnos!


Paula Cejas Castela

Pin It on Pinterest