Seguro que has oído hablar un montón de veces de lo importante que es crear contenido de calidad.

Y no es para menos, dado que una óptima calidad y estructuración de los contenidos te garantiza generar sensaciones de confort, seguridad y confianza en tu público, además de proporcionarle una buena experiencia del usuario.

La clave para lograrlo, como en todo en la vida, es ponerle empeño y regar toda tu buena actitud e intenciones con un contenido sobre tu negocio que realmente valga la pena, tanto como para atrapar a los lectores (tus clientes potenciales).

Sin duda, esto último, es decir, conseguir leads y conversiones, es lo que cualquier blogger, profesional del marketing o empresa del mundo digital buscan. Para llamar la atención y marcar la diferencia en Internet, lo más recomendable es disponer de una estrategia de Marketing de Contenidos.

Ventajas del Marketing de Contenidos

Un contenido de calidad hará que tu web se posicione en los buscadores, atraerá enlaces, generará confianza, credibilidad y te mostrará como referencia en tu sector.

Además de todo esto, te mostramos cuáles son los otros grandes beneficios del Marketing de Contenidos:

 

  • Es la mejor forma de llegar a tu público objetivo, ofreciéndole contenido interesante, y útil.
  • Es la técnica ideal para mejorar tu posicionamiento web, dado que se basa en la redacción de artículos en torno a las palabras claves (keywords), vinculadas con tu negocio, con las que deseas que el público te encuentre
  • Puedes transmitir los valores de tu negocio.
  • Te permite mantener y captar nuevos clientes.
  • En la línea del segundo punto, cuando creas y difundes artículos relevantes, enriquecidos con técnicas de SEO, tu posicionamiento orgánico aumenta de forma considerable para que logres situarte entre las primeras posiciones en los resultados de búsqueda.

 

Los 8 pasos del Marketing de Contenidos para crear contenido de calidad

 

1. Análisis. Resulta de vital importancia que dediques tiempo a investigar quién te lee y qué quiere leer, así como que tengas presente quién eres tú como marca, qué puedes y qué quieres transmitir. Sin duda, esta información es crucial para un satisfactorio punto de partida.

2. Ayuda y solución de problemas. Cuando buscas algo en Internet, en general, lo que deseas encontrar es la respuesta a diferentes dudas. Esto no es todo porque no te basta con la respuesta, sino con la solución a tu problema, ¿verdad? Recuerda, la mayoría de la gente acude a Internet con las mismas motivaciones que tú, incluida aquella que forma parte de tu público objetivo. Por tanto, asegúrate de ofrecerle lo que demanda.

3. Los temas deben ser coherentes con el plan de contenidos, es decir, para que todo salga a pedir de boca, se hace necesario que establezcas una serie de frecuencias. Eso sí, que las fijes no significa que no las puedas modificar. De hecho, tendrás que hacerlo a medida que transcurra el tiempo.

4. Calendario editorial. Es muy importante tenerlo en cuenta y no perderlo de vista, dado que se trata de un modo excelente de planificación y organización. Por ello, te recomendamos que te ajustes a tu planificación. No te olvides de que es la herramienta que te ayudará a ser constante y eficaz.

5. Cíñete a tus conocimientos. Este punto es crucial para la construcción y mantenimiento de tu reputación profesional. Habla de lo que sabes y si quieres apostar por contenidos algo diferentes sobre asuntos que desconoces, al menos, documéntate e investiga para publicar un contenido de 10, el que tu público objetivo merece.

6. Arriesga con el título y el primer párrafo. Con ello, no queremos decirte que caigas en técnicas tan poco éticas como el clickbait o que, directamente, el titular y primer párrafo no tengan nada que ver con el resto del texto. No, a lo que nos referimos es a que la primera impresión de tu texto es fundamental para atrapar/perder al lector, por lo que te insistimos en que sean impactantes, es decir, creativos.

7. Depura tu estilo. Dicho de otro modo, haz que todo el mundo entienda lo que escribes. Para ello, lo mejor es evitar frases eternas y complicadas y, en su lugar, apostar por textos repletos de oraciones sencillas y directas.

8. Sorprende. Relacionado con el punto 6, pero, en este caso, para todo el cuerpo del texto, resulta muy favorecedor para los negocios elaborar contenidos de consejos, recomendaciones, speeches sobre asuntos que su público no se espere… En definitiva, trabajar para que salte la chispa que atrape a los lectores.

Para finalizar, te recordamos que, como has podido comprobar con hoyreka!, a todo el mundo le gusta que los productos/servicios que consume sean de alta calidad. Por lo tanto, si al informarse de ellos, se encuentra con un sobresaliente contenido de calidad, las posibilidades de que se convierta en cliente aumentan de forma considerable.

En este sentido, lo mejor es ponerse en las manos de profesionales para crecer en la buena dirección mediante el Marketing de Contenidos. Así que si quieres avanzar con tu negocio y no sabes cómo ¡escríbenos!


Nahuel Fanizza

Pin It on Pinterest