La gran mayoría de personas busca ganar dinero con poco esfuerzo. Pero no siempre es fácil.

Si observas los casos de más éxito financiero en el mundo, verás que no lo han conseguido por arte de magia. Alcanzar tus objetivos, ya sean económicos o profesionales, requiere esfuerzo.

Pero, ¿y si te decimos qué puedes conseguir ingresos de manera pasiva? ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué son los ingresos pasivos?


Los ingresos pasivos son aquellos que se generan sin necesidad del desarrollo de una actividad o esfuerzo.

Es decir, ingresos generados sin necesidad de mantenerse activo o dedicarle tiempo.

Como hemos explicado anteriormente, los ingresos pasivos no se generan por arte de magia. Se consiguen mediante el desarrollo de un trabajo previo. Para poder llegar a generarlos, deberás esforzarte en un principio, para que en el futuro, todo venga rodado.

Muchas son las personas que aún teniendo trabajo, el cual le ocupa la mitad del día, generan ingresos pasivos. Ésto te ayudará a crear un colchón económico en caso de que necesites dinero en un futuro.

Si tienes una empresa, deberás replantearte tu forma de adquirir ingresos. Si que es cierto que aquellos que fundan una empresa y son los dueños de ésta, siempre trabajan más que los propios trabajadores. Pero, puedes ingeniartelas para reducir tus horas de trabajo y aún así seguir ganando dinero.

No te vamos a mentir, para poder llegar a ese punto y adquirir ingresos pasivos, tendrás que realizar un trabajo previo, y seguramente, una inversión de dinero. Pero no te preocupes, ese dinero no será invertido en vano. Con el paso del tiempo, y si sale todo bien, podrás recuperar tus inversiones y disfrutar del dinero pasivo que generará.

 

¿Cómo generar ingresos pasivos?


Existen 4 técnicas principales para poder crear ingresos pasivos en tu empresa.

  • Crea un servicio o producto sencillo: es decir, intenta ofrecer un producto/servicio que se pueda vender sin tener que hacer modificaciones. Tendrás que invertir tiempo y llevar a cabo un trabajo inicial, pero haciendo que el tiempo de mantenimiento del mismo sea casi inexistente. Por ejemplo, puedes ofrecer cursos, guías o libros.
  • Atrae al público: para poder generar ingresos, de un tipo o de otro, deberás atraer a tu público. Si quieres generar ingresos pasivos, la mejor forma de atraer a tu público es mediante publicidad en Internet. Este tipo de publicidad necesitará una inversión inicial, además de una inversión periódica, pero, podrás llegar a tu público sin casi esfuerzo. Las herramientas más comunes y más usadas son Facebook Ads/ Instagram Ads y Google AdWords.
  • Actualiza el producto: de esta forma, no es necesario que inviertas más tiempo en la creación de un nuevo producto. Mediante la actualización de tu producto actual, podrás retrasar la necesidad de creación de un nuevo producto. De esta forma ahorras tiempo y esfuerzo.
  • Servicio al cliente: el éxito de una empresa se consigue por medio de los consumidores. Si a tus clientes les gusta tu producto, y por tanto, tu empresa, lograrás el éxito empresarial. Para ello, es muy importante el marketing relacional, es decir, mantener relaciones con el cliente, haciendo que éste se fidelice. Pero, no es estrictamente necesario que esas relaciones se mantengan de forma personal. Puedes crear un portal en el cual tus clientes puedan ponerse en contacto con tu empresa sin necesidad de que inviertas todo el tiempo del mundo en este aspecto. De esta forma, conseguirás mantener las relaciones sin invertir tanto tiempo y esfuerzo.

También se puede dar el caso de que quieras generar ingresos pasivos, pero no sepas por dónde empezar o a qué dedicarte para ello. Tienes que pensar, que todo el mundo ocupa su tiempo con diferentes actividades aparte de su trabajo. Con lo cual, una idea inteligente sería sacarle partido a tus hobbies. En definitiva, te damos algunas ideas de acciones con las que podrás generar ingresos pasivos:

  • Arte: muchas personas se dedican a la pintura, escritura o fotografía. Si eres uno de ellos, ¡sácale partido! Vende tus piezas y genera ingresos a partir de productos que creas. Piensa que esas actividades artísticas vas a realizarlas aún sin cobrar por ellas, pero qué mejor que hacer algo que te gusta y que te paguen por ello.  
  • Formación online: desde siempre, estudiantes han necesitado apoyo académico fuera de las aulas. Si se te da bien explicar, te gusta y tienes una cámara, ¿por qué no crear contenido que ayude a otras personas, y a cambio cobrar por ello? Actualmente, los negocios de más éxito son aquellos que se llevan a cabo en un medio online; con lo cual, crear un portal de formación de manera online es un acierto.
  • Venta online: de acuerdo con lo que te hemos explicado anteriormente, la venta online es otra forma de ahorrar tiempo y esfuerzo. Si ofreces tus productos a través de una página web, te ahorrarás el tiempo de buscar un establecimiento, mantenerlo e incluso pasar horas en tienda. De esta forma podrás llegar a mucha gente, facturar más dinero y además ahorrar tiempo.

 

Tipos de ingresos pasivos


A la hora de categorizar los ingresos pasivos, podemos diferenciarlos en 2 tipos:

  • Ingresos residuales: son aquellos que se generan a partir de una actividad previa realizada una única vez. Gracias a estos ingresos, no es necesario que estés pendiente de la actividad constantemente. Como hemos mencionado anteriormente, con que mantengas actualizado tu negocio bastaría. Una de las grandes ventajas de este tipo de ingreso es que no se limita a tus horas de trabajo. En el caso de un ingreso recurrente, el dinero que ganas por la actividad se basa en el número de horas de trabajo que le dediques a la misma. Esto hace que los ingresos sean menores, ya que tendrías que invertir una gran cantidad de tiempo para facturar una gran cantidad de dinero. Para que puedas entender este tipo de ingreso mejor, te proponemos un ejemplo: imagina que tienes una empresa que se dedica al marketing. En ese caso, podrías crear un ebook con contenido relacionado con el marketing. De tal forma, que proporcionas contenido a cambio de dinero. Ese contenido puede ser creado en una ocasión, y actualizado a lo largo del tiempo.

 

  • Ingresos apalancados: este tipo de ingreso se consigue gracias al trabajo que otras personas realizan por ti. Mediante la contratación de personal podrás reducir el tiempo de trabajo, y aún así, seguir facturando ingresos. Si que es cierto, que al contratar personal deberás invertir un dinero fijo, pero ese dinero será recuperado a largo plazo. Además, conseguirás más tiempo para ti y para tu vida personal.

Ahora que ya sabes qué son los ingresos pasivos, te toca a ti dar el paso. Dale un empujón a tu trabajo y conseguirás ingresar dinero por menor cantidad de trabajo y sobretodo ¡menos preocupaciones!

Recuerda, todo esfuerzo y trabajo tiene su recompensa.

Esperamos que te haya servido la información de este post. En el caso de que tengas dudas, ¡contáctanos!


Paula Cejas Castela

Pin It on Pinterest