Uno de los temas más importantes para el marketing es el embudo de marketing, un proceso que busca convertir a los usuarios que te visitan, a través de las diferentes plataformas digitales de tu negocio, en tus potenciales clientes. Suena atractivo, ¿verdad?

¿Qué es el embudo de marketing?

El embudo de marketing o Marketing funnel se puede definir como un conjunto de estrategias orientadas a captar y atraer a usuarios de forma natural.

Más concretamente, es el viaje que realiza el comprador desde que busca la información hasta llegar a la decisión final de compra del producto o servicio. El embudo de marketing es una herramienta muy útil porque te permite conocer a los clientes que están interesados en tus producto o servicio, optimizando recursos para la empresa.

Hay que hacer que los usuarios te busquen y, por ello, es importante conocer al público al que te diriges porque podrás enfocarte en darle contenido de valor útil que le resulte relevante.

Pongamos un ejemplo, imagina que buscas un artículo en concreto y existen varios sitios web que te ofrecen lo mismo. Te metes a la página web de la marca x, revisas su contenido y sus productos.

Ahora tienes estas opciones: comprar el producto o no comprar y ver otros sitios web que ofrecen el mismo producto. ¡Estoy en lo correcto!, ¿verdad?

Si esta marca x, te ofrece el producto y te brinda una experiencia diferente en la web, vas a comprar el producto y, si después de eso, la marca te ofreció un beneficio exclusivo, como por ejemplo 5% de descuento, seguro que compras de nuevo y te conviertes en un fiel seguidor.

Pues bien, ahora el embudo te permite tomar acciones para hacer que ese usuario se convierta en un cliente.

¿Cómo funciona el embudo de marketing?

El primer paso consiste en atraer tráfico a tu página web. ¿Cómo? Sencillo, por medio de publicidad en las diferentes redes sociales para llamar la atención de los usuarios. Eso sí, es importante tener claro que el hecho de que te visiten en la página web no significa que se queden y te compren.

En segundo lugar, se emplean técnicas de lead generation, a través de una landing page, para tener un contacto más cercano. En esta fase, se empieza a construir una base de datos con las personas que tienen interés o se sintieron identificados con la marca.

Estos usuarios empezaran a utilizar, además de la página web, las distintas redes sociales de la empresa para conocer más sobre los productos o servicios ofrecidos.

El siguiente paso consiste en el proceso de lead nurturing (nutrición de leads), que consiste en cualificar un lead. ¿Cómo se hace? Mediante el envío de campañas de emailing repetitivas para que, poco a poco, puedas conocer quiénes son los usuarios que están interesados en tus productos y dispuestos a comprarlos.

Se envían mails con contenido de valor, información exclusiva a tus suscriptores y algunas acciones que lo lleven, de nuevo, a visitar la página web gracias a nuevas ofertas. Son esos leads de alto valor con los que te vas a quedar al final porque se pueden convertir en tu cliente.

La fase cuatro es de conversión. Así, empiezan a utilizar diferentes herramientas digitales para llevar a la compra al usuario que está interesado en tu marca. Recuerda, ¡el proceso de compra debe ser fácil y rápido para el usuario, ten cuidado con esos detalles!

Cuando logres que el lead se haya convertido en cliente, empieza la fase de cuidado / fidelización / retención del mismo. Aquí es cuando la parte comercial o de ventas entra en contacto con el usuario, a través de promociones, regalos exclusivos y ofertas (llamadas a la acción).

Es importante dar seguimiento al cliente que compra por primera vez tus productos y retenerlos porque existe una alta probabilidad de que pueda realizar una nueva compra online. Por ello, debe darse una interacción con la persona y la empresa. Asimismo, recuerda que estos nuevos clientes se pueden convertir en embajadores de tu marca.

Beneficios del embudo de marketing

  • Se tiene control de la audiencia al conocer qué productos o servicios les parecen interesantes
  • Control de las imágenes, vídeos o artículos que obtuvieron mayores visitas que otro, qué anuncio llamó más la atención… a través de estrategias de marketing.
  • Fidelización de los clientes, realizar un seguimiento de sus acciones.

En definitiva, implementar el embudo del marketing en las estrategias de marketing de la empresa, te permitirá ofrecer contenido de calidad personalizado, ganar nuevos clientes y fidelizarlos.


Alejandra Arízaga Samaniego

Pin It on Pinterest