Creas una página web con toda la ilusión del mundo (o se intenta), pero, tras varios días, la página desaparece del buscador de Google, ¿qué está pasando?

El sandbox de Google, o “caja de arena” es un algoritmo que se encarga de asegurarse de que las nuevas páginas web no se posicionan por encima de las antiguas. Además, también se cerciora de que tengan la calidad adecuada y no posean intenciones fraudulentas. Por tanto, si tu web no tarda en volver aparecer…¡Enhorabuena!, Google le ha dado el visto bueno y puedes continuar con el resto.

Aunque su existencia no ha sido probada al 100%, se han realizado diversos estudios para confirmar esta hipótesis, y, asimismo, las experiencias de los usuarios la respaldan. Google Sandbox nació en 2004, pero no fue hasta 2014 cuando comenzó a incrementar sus efectos.  

¿Qué páginas web se ven afectadas por el Google Sandbox?

Realmente, todas en el momento de su nacimiento pasan por este proceso. Pero al igual que todo, “hecha la ley, hecha la trampa”. Por lo general, Google manda al sandbox a todas las empresas que registra, pero si se planea con anterioridad y, adecuadamente, es posible evitarlo.

Para ello, lo principal es evitar los enlaces a tu página web, es decir, tienes que ser paciente y esperar a sea posicionada acordemente. Una página web tarda tiempo en posicionarse en Google, aunque este tiempo puede verse acortado con conocimientos de SEO.

Además, está prohibido durante esta etapa hacer mucho spam o conseguir muchos backlinks, puesto que, para el logaritmo de Google, es sospechoso que una página de nueva creación cuente con tanta popularidad. Si quieres tener la certeza de que no pasarás por “la prueba de fuego”, la mejor opción es comprar un dominio web ya existente.

Si no estás seguro de que tu página web se encuentre en sandbox, puedes probarlo de varias formas:

  1. Busca tu dominio web en Google. Si en un primer momento no aparece, ¡no te preocupes! puede ser un fallo del sistema. Si al cabo de 1 semana sigue sin aparecer, lo más probable es que se encuentre en sandbox.
  2. Prueba a buscar las keywords seleccionadas para tu web. Si tampoco aparece, lo sentimos pero has sido cazado por el sandbox de Google.
  3. Prueba una herramienta. Existen muchas que te darán un resultado fiable sobre el estado de tu página web. Algunas como Google Penalty Checker te dirán si has sido penalizado por alguna de las versiones de Google, además de ofrecerte un resumen donde aparecerán los cambios efectuados en tu sitio web que influyan en las actualizaciones de Google.

Si mi página web se encuentra en sandbox, ¿cuánto debo esperar para salir de allí?

No hay una respuesta correcta, ya que existen diversas fuentes que afirman saberlo. Aproximadamente de 3 meses a 2 años, pero depende de muchos factores que debemos gestionar para deshacernos de este efecto lo antes posible.

¿Cómo salir de sandbox?

Existen algunas claves para conseguir acortar el tiempo de permanencia en sandbox, pero esto no es inmediato. Lo mejor que se puede hacer es tener paciencia y conseguir acciones en tu página que Google considere positivas. Tan pronto como Google confirme que tu página es de calidad y tiene buenas intenciones serás expulsado y tu tráfico volverá a la normalidad.

Con esta información, esperamos que no te pille de sorpresa si tu web se esfuma en las búsquedas de Google y sepas mantener la calma y seguir el buen camino para que salga de su escondite cuanto antes.

 

 


Patricia Pelegrín

Pin It on Pinterest