El pasado ya fue, el presente es y el futuro ya vendrá. Toda historia tiene unos antecedentes sobre los que se sustenta y se inspira el contenido.

El III Informe de Marketing de Contenidos en España (Edición 2017) señala que: “si nos fijamos en los tipos de contenidos creados, los actuales se llevan el premio con un 58% de los encuestados, marcándolos como los contenidos con mayor éxito, pero existe un equilibrio con el rendimiento de los contenidos atemporales.”

Esta afirmación confirma la necesidad de las empresas de tener un mix de contenidos tantos atemporales como de actualidad en sus webs.

Los contenidos atemporales

Los post ya publicados en tiempos pasados son una forma de generar tráfico a la web por mucho tiempo, pues siempre están disponibles para los usuarios.

Esta información es de calidad y aporta datos de utilidad para el visitante. Se trata de una especie de comodín que siempre puedes volver a compartir y darle visibilidad en las redes sociales porque habrá momentos que no tengamos tiempo suficiente de crear contenido. Por ello, de esta forma, reciclando estas publicaciones siempre mantendremos activos los perfiles.

Mantendremos gracias a estos contenidos atemporales un flujo de visitantes estables que nos permitirá un buen posicionamiento y generar un nivel de engagement continuo con el usuario, fomentando así la interacción con la comunidad.

Los contenidos actuales

Este tipo de contenidos aporta frescura a la web. Serán el acelerador de tráfico que necesitas, puesto que mucho usuarios estarán buscando en ese momento la información que tú les estás brindando.

Son una gran oportunidad para reforzar la figura de la empresa emisora como referente en el sector. Recordemos que es muy importante estar al día en las novedades de tu área y ser el primero en compartir información exclusiva, puesto que el ganador de la carrera siempre es el más recordado. Tu posicionamiento en la mente del consumidor se verá favorecido implementando en tus estrategias de marketing estas acciones.

En el momento de publicación de los artículos, podrás llegar a lograr una gran difusión por redes sociales, aunque debes tener en cuenta que perderán valor con el paso de tiempo, la novedad es casi efímera.

Deberás dedicarle horas a elaborar plannings con este tipo de contenido actual, puesto que muchos se van quedando obsoletos o anticuados, dejando de despertar interés en tu comunidad web.

No elijas uno si puedes utilizar los dos

Los contenidos atemporales están cargados de información útil que puedes reciclar cuando más lo necesites, de esta forma, siempre estarás generando tráfico a tu web.

Por otra parte, los contenidos de actualidad garantizan que estás al tanto de lo que sucede en tu sector, lo que te hace adoptar la figura de prescriptor, y por tanto, tus usuarios confiarán mucho en tu actividad comercial.

Por ende, la clave está en combinarlos, generar solo contenido de actualidad no es una garantía para generar engagement y visibilidad en redes. No siempre ocurren cosas importantes, o incluso quizás haya días que la inspiración no te acompañe. Tu actividad no se puede ver nunca mermada, tu comunidad tiene que percibir que eres proactivo, ¡y qué mejor forma que hacerte notar compartiendo contenido atemporal que te hará estar siempre presente!

La clave está en el equilibrio, los extremos nunca fueron, son y serán buenos, por lo que, en base a la temática y a tus necesidades, emplea ambos en tus estrategias de marketing para garantizar tu buena presencia online.


Alba Caride

Responsable de Marketing y Comunicación en hoyreka!

Pin It on Pinterest