En un mundo rodeado de millones de marcas comerciales, nosotros también somos percibidos como una de ellas. Suena extraño, pero es la realidad. Todo lo que haces día a día dentro de tu entorno laboral, familiar, personal, y sobre todo, en las redes sociales, está dejando huella, y lo que hacemos nos puede beneficiar o perjudicar.

¿Qué es el personal branding?

El personal branding o marca personal es un concepto que consiste en identificar quién eres, lo que te define como persona y profesional, es decir, las huellas que dejas con tus acciones. Eres una marca, una huella, una señal.

Las personas crean un concepto de lo que tú eres, de lo que haces y dices con la información que tienen de ti. Cuidar de los detalles y mantener una coherencia es necesario en esta era digital. ¿Cómo quieres ser visto por los demás? ¡Empieza a trabajar en posicionar mejor tu marca personal para ofrecer a los demás la imagen que quieres! Con estos consejos, puedes gestionar mejor tu personal branding y ser una marca referente:

Preguntas claves: cómo, dónde, qué…

Plantearse ese tipo de preguntas, nos permite tener una idea clara de quién eres y poder mejorar tu personal branding.

  • Cómo eres: tu personalidad, características, fortalezas, debilidades, capacidades. Todo esto debe estar reflejado.
  • Dónde estoy y hacia dónde voy: tener objetivos personales claros para planificar el contenido que quieres publicar.
  • Qué ofreces: dentro de tu vida personal y profesional, ¿qué aportas al resto?, ¿qué rol quieres desempeñar en la sociedad? Recuerda ser coherente con lo que dices y haces.
  • ¿Cómo proyectas tu personal branding?: este punto se refiere a los canales de comunicación: las redes sociales que tienes, la página web o blog personal, etc. Debes tener claro cuál es tu fin en cada uno de los canales. Además, el contenido que publiques como imágenes, textos o vídeo es importante. ¡Exprésate como más te guste!

Una vez que tengas claro y hayas anotado en un papel tu perfil personal, debes definir los objetivos personales que tengas. Por ejemplo, ser referente de un sector, encontrar un nuevo empleo, ser reconocido por tu trabajo, entre otros propósitos.

“Una imagen dice más que mil palabras”

Ten cuidado con lo que publicas en tus redes sociales, así como la imagen que proyectas.

A veces, no tenemos en cuenta la foto de perfil y ponemos una cualquiera, pero ¿sabías que la fotografía es lo primero que tus contactos ven? Busca una imagen clara, que genere confianza, profesionalismo y con una vestimenta adecuada. ¡Vale la pena dedicar tiempo a tener una buena foto de perfil! Y trata de utilizar la misma foto en todas tus redes sociales, es lo más adecuado.

Un truco es poner tu nombre y apellidos en Google y después observar lo que sale de acerca de ti. ¿Apareces o no? Lo ideal es que aparezcan en las primeras posiciones tus redes sociales profesionales, ahí es donde las personas obtienen información sobre ti. Si ves algo que no te defina, bórralo de inmediato. No olvides cuidar tu imagen en Internet.

Trabaja el Marketing de Contenidos

A muchas empresas les importa que cada uno de sus empleados tengan su personal branding fuerte y desarrollado porque sus trabajadores representan a la marca, y preocuparse por ellos les ayuda a mejorar su posicionamiento.

Trabajar en tu personal branding, aparte de mejorar tu posición laboral, también te ayuda a mejorar tu networking. No sólo en la zona donde te ubicas, sino que, gracias a Internet y a las redes sociales, puedes ser encontrado en cualquier parte del mundo.

Logra contenido de valor en todas las actividades que realices, comparte contenido útil, define las palabras claves que definen mejor tu personal branding y prepara un CV novedoso y creativo. También puedes utilizar materiales de apoyo como tarjetas de presentación, ya que permite darte a conocer y ampliar tu networking. Prepara textos atractivos, efectivos y con un componente emocional.

Crea tus propias estrategias de personal branding

A continuación, te dejamos algunas ideas para que puedas aplicarlas en tu estrategia:

  • Usa un tono de comunicación que cuente historias
  • Planifica tu contenido
  • Aprende y observa a personas referentes de tu sector
  • Usa el mismo nombre de usuario
  • Crea red de contactos
  • Construye tu identidad digital
  • Usa herramientas

Recuerda tomarte el tiempo necesario para mejorar tu personal branding, vale la pena si quieres tener éxito. Te recomiendo que conectes con las personas, así lograrás mejorar tu engagement. ¡Tú eres tu marca, y debes saber venderte de la mejor manera!

Alejandra Arízaga Samaniego

Pin It on Pinterest