El Inbound Marketing es un tipo de estrategia con un altísimo crecimiento en los últimos años. Se basa principalmente en atraer al usuario, a través de publicidad creativa, para que sea el cliente el que se dirija la empresa, creando una relación sólida entre ambos.

Por su parte, el Outbound Marketing es una forma más antigua y menos novedosa de atraer usuarios. Su estrategia se basa en atraerlos mediante la muestra directa del producto, de sus características y atributos, con la venta como finalidad primordial.

Pese a sus diferencias, estos términos no son incompatibles, ya que pueden ser utilizados simultáneamente, según el contexto que se presente. A pesar de que el Inbound Marketing reina en los últimos años, ambos son eficaces y pueden usarse para obtener resultados específicos de forma efectiva.

 

Principales diferencias

 

Outbound Marketing

 

  • Se basa en el producto. Como ya hemos mencionado, el objetivo principal de esta estrategia es conseguir el acuerdo y llevar a cabo la transacción. Por ello, el proceso de venta se basará en la descripción y muestra detallada del producto o servicio que se desea vender.

 

  • Televisión, prensa y radio como soporte. El Outbound Marketing destaca por utilizar los medios tradicionales para difundir sus campañas en la tarea de captación de clientes. Suelen requerir una gran inversión, pero, a su vez, pueden llevar una campaña de marketing al éxito.

 

  • Técnicas de publicidad intrusivas. En esta estrategia, la empresa es la que se dirige y busca a los clientes, intentando captar su atención cuando ellos no lo piden. En ocasiones, resulta incluso molesta para los receptores del mensaje, ya que a veces el bombardeo de publicidad les ralentiza en el momento de realizar una tarea.

 

  • Enfocado en todo el público. Los medios tradicionales son capaces de llegar a un número muy grande de audiencia (por eso se les denomina medios masivos). En ellos, la información no se encuentra segmentada. Llega a mucho público, pero solo un porcentaje estará realmente interesado en el producto o servicio.

 

  • No busca entretener al cliente. Los contenidos elaborados en esta estrategia se centran en informar al público sobre el producto o servicio. No brindan al público la oportunidad de interactuar con la marca, ya que son únicamente receptores.

 

Inbound Marketing

 

  • Se basa en el cliente. El Inbound Marketing busca a toda costa conseguir la satisfacción y posterior fidelización del cliente. Por ello, ¡hay que mantenerlo contento! personalizando el trato, con un buen servicio al cliente, un contenido de calidad e interesante para el usuario… ¡lo importante es que vuelva!

 

  • Internet como soporte. El Inbound Marketing ha surgido fruto de las nuevas tecnologías y tendencias digitales. Principalmente, se desarrolla a través de la red, para poder segmentar el contenido según diferentes variables y llegar al público objetivo con precisión.

 

  • Técnicas de publicidad no intrusivas. La publicidad como tal no existe en el Inbound Marketing. Al contrario, genera técnicas como la generación de contenidos para que los usuarios acudan a la marca de manera espontánea, interesados por su contenido.

 

  • Enfocado en el público objetivo.  El Inbound Marketing centra sus esfuerzos en el público objetivo definido previamente, elaborando contenido de calidad y actualizado dirigido a él. El lenguaje será adaptado al que emplea el consumidor al que se dirige, es decir, su opinión, valores, cultura, etc.

 

  • Busca entretener al cliente. El principal objetivo de la marca es generar y aumentar su valor día a día. De esta manera, es mejor vista y posicionada en la mente de los consumidores.

 

Hoy en día, los consumidores sienten cierto rechazo hacia la publicidad, creen que les va a persuadir para comprar un producto o servicio que no necesitan. Por ello, emplear técnicas de Inbound puede ser una solución, sin olvidar las estrategias tradicionales del Outbound Marketing. ¿A qué esperas para llevarlas a cabo?


Patricia Pelegrín

Pin It on Pinterest