A día de hoy, el marketing se ha convertido en uno de los principales departamentos de cualquier empresa. Es vital para su existencia, ya que permite conocer al consumidor y llegar a él adecuadamente, satisfacer sus necesidades y, como consecuencia, aumentar las ventas.

Sin embargo, la mayoría de las empresas invierten un porcentaje insuficiente del presupuesto total, además de ser el principal afectado cuando se decide recortar. Las empresas no son conscientes del verdadero poder que posee este departamento. Puedes consultar tú mismo en nuestro III Informe de Marketing de Contenidos en España, el presupuesto medio que destinan los encuestados al Marketing de Contenidos.

¿Cómo hacer un presupuesto de marketing? Puede parecer una tarea sencilla, pero al contrario, puede resultar bastante complicado elaborar una buena estrategia de marketing con un presupuesto limitado. Habitualmente el presupuesto es elaborado por el director de marketing de la empresa. En el caso de que el presupuesto sea establecido por ti mismo, la primera duda que tendrás que solventar es cuánto dinero invertir.

Esta cuestión está bastante discutida en el mundo del marketing, pero para que te hagas una idea, según “The CMO Suvey” las empresas destinan de media un 11% de su presupuesto total en acciones de marketing y ventas.

Métodos para calcular el presupuesto

Existen varios métodos para determinar el presupuesto adecuado que destinar a marketing, los más habituales son:

  • Métodos arbitrarios. Habitualmente las empresas que utilizan estos métodos dan poca importancia al marketing. El método consiste en determinar el presupuesto por suposición, sin ningún método lógico que lo respalde. Su premisa es “gasto lo que tengo”. Es decir, el dinero que dispongo en la tesorería.
  • Método de la paridad competitiva. Es el más utilizado, ya que las empresas asumen que su competencia lo está haciendo bien, y se limitan a copiar su presupuesto. “Si a ellos les va bien, a mi también me servirá”. Para consultar lo que su competencia gasta, acuden a Infoadex, una herramienta que controla el gasto publicitario de miles de empresas.
  • Método de las ventas. Es un método muy válido cuando el mercado al que nos dirigimos se encuentra en apuros. Consiste en fijar un porcentaje anual sobre las ventas, que suele ser un 5-10%. Este método garantiza un presupuesto siempre equilibrado con los beneficios de la empresa, no supone mucho riesgo.
  • Método de los objetivos. Es el más adecuado. Para su determinación, tiene en cuenta los objetivos de comunicación, y en función de éstos, se calcula el coste que tendría. Su elaboración es larga, y por ello, no es tan utilizado.

Si el director general te fija el presupuesto, deberás adaptarte a éste, y conseguir repartirlo de forma equitativa entre las distintas partidas.

Este presupuesto deberás recogerlo en un documento que refleje el presupuesto estimado y se vaya actualizando varias veces al año con los recursos invertidos. Es importante separar los gastos de ventas y de marketing. Ambos parecen gemelos, pero, sin embargo, son hermanos. El marketing tiene como finalidad atraer al público y persuadirlo, y las ventas continúan el proceso, teniendo como fin el cierre de la venta.

¿Qué partidas incluir?

Las partidas habituales en un presupuesto de marketing son:

  • Imagen y marca
  • Contenido
  • Relaciones públicas
  • Diseño web
  • Marketing directo
  • Publicidad pagada
  • Promoción de ventas

Ahora que ya sabes cómo realizar un presupuesto adecuado, puedes comenzar con ello, y si tienes dudas… ¡ponte en contacto con nosotros!


Patricia Pelegrín

Pin It on Pinterest