Si te pregunto: ¿dime una marca de móvil?, tu respuesta posiblemente es Apple o Samsung, ¿verdad? Y no es casualidad, es porque estas marcas se han posicionado en tu mente “top of mind”.

Como sabemos, estamos rodeados de millones de marcas que buscan llamar la atención de la audiencia. Los consumidores tienen presente en su mente aquellas marcas que les han impactado, aquellas que les han generado una experiencia o, simplemente, las marcas cuyo logo o campaña publicitaria es llamativa.  Por ello, hoy en día, si no sabemos gestionar la marca en este mundo tan competitivo estamos orientados a tener problemas e incluso llegar a fracasar.

¿Qué es el branding?

El branding es un anglicismo utilizado en marketing, que consiste en construir una marca. La Asociación Española de Empresas de Branding lo define de la siguiente manera:

Branding es la gestión inteligente, estratégica y creativa de todos aquellos elementos diferenciadores de la identidad de una marca (tangibles o intangibles) y que contribuyen a la construcción de una promesa y de una experiencia de marca distintiva, relevante, completa y sostenible en el tiempo”.

Un buen manejo de branding consiste en contar con un conjunto de estrategias para lograr proyectar los valores corporativos, la identidad corporativa y la imagen de marca de una empresa, con el fin de que los clientes y potenciales clientes tengan una percepción positiva de la misma.

Respecto a la identidad corporativa, comprende los aspectos visuales: logo, colores, tipografía, tono de voz de la comunicación, etc. Es decir, elementos que permiten distinguir a la empresa. Además, va a acompañado de la misión, visión y valores.

Mientras que la imagen corporativa es cómo los usuarios perciben a la compañía o su marca. ¡Así que si pensaste que el branding es consiste en tener sólo un logo y un nombre bonito de tu marca, pues estás cometiendo un error!

Dicho lo anterior, es importante que las empresas trabajen y gestionen su Branding o imagen de marca porque esto será lo que definirá su éxito o fracaso. El impacto que puede tener la imagen de marca se ve reflejado en el posicionamiento, en cómo nos percibe el mercado y los consumidores. Es decir, la confianza es básica. Si lo que tu marca transmite es negativo o presenta incoherencias, el consumidor dejará de consumir y si es positivo se conviertirá en fiel seguidor.

También importa el coste, esto es, las acciones que se lleven a cabo respecto a la marca se verán reflejadas en las ventas y su margen.

A continuación, vamos a poner un ejemplo de un buen manejo de branding y hablaremos de Apple.

Apple es una empresa estadounidense que diseña y produce equipos electrónicos, software y servicios en línea. Es una marca innovadora con una larga trayectoria que ha conquistado el corazón de los consumidores en todo el mundo. Su estrategia de branding está enfocada en el posicionamiento. Lo que le ha convertido en un caso de éxito.

Empecemos analizando su identidad corporativa: su logotipo ha cambiado desde sus inicios y ahora la reconocida manzana es de color blanco o gris (representa la elegancia y la innovación), es limpia y simple, siendo reconocida a simple vista. ¿Qué transmite? Diseño, innovación, calidad, sencillez, usabilidad… es decir, éstos se convierten en parte de sus valores. Además, la experiencia que ofrecen al consumidor va más allá de la compra de sus productos. Además, sus trabajadores también tienen una experiencia positiva al trabajar en la compañía y los beneficios que obtienen son excelentes.

Apple ha conseguido adaptarse a las nuevas generaciones ofreciendo productos innovadores revolucionando el mercado. Sus clientes son fieles a la marca, se identifican con la cultura y filosofía de la empresa. La cultura corporativa que proyecta es humanista, apoyo a las buenas causas. Fabrica herramientas que favorecen el avance de la sociedad a través de sus investigaciones y desarrollos tecnológicos que no sólo aportan a la educación.

En cuanto a la imagen corporativa, que es la percepción o representación mental en los consumidores, Apple se caracteriza por ser original, directa y contundente. Los consumidores la perciben como una empresa innovadora, creativa con productos de excelente calidad y diseños originales.

Las estrategias de marketing utilizadas a lo largo de su historia han logrado ser exitosas y llegan a ser el “top of mind” de muchos consumidores gracias a que logran asociar su nombre con la idea y el concepto de innovación.

Tanto es su éxito que apenas anuncian un nuevo producto, son miles las personas que hacen cola horas y horas para ser los primeros en comprarlo.

Finalmente, construir un buen branding es importante porque los consumidores son susceptibles a la marca. Es decir, para elegir una marca influyen varios factores, no sólo la seleccionan por el producto que ofrecen, sino que lo hacen por lo que la marca representa en sus vidas y las experiencias y valor que les aporta.


Alejandra Arízaga Samaniego

Pin It on Pinterest