+34 91 691 99 68 info@hoyreka.com

La fuerza que ejercen los consumidores, en especial los millennials, hoy en día en las empresas es muy alta. 

Son ellos los directores de la orquesta a los que los músicos, las empresas, tendrán que seguir muy de cerca en base a sus movimientos.

“El comportamiento del nuevo consumidor es social, móvil y en cualquier lugar. Estas características marcarán el futuro más inmediato del consumo”. Esta es la principal conclusión extraída de la jornada Innovación en consumo organizada recientemente por la agencia Innobasque.

También el Eurimonitor Internacional hizo públicas a comienzos del año Las 10 principales tendencias de consumo para 2017. Según éste, “los consumidores demandan cada vez más de los productos y servicios y usan herramientas digitales para satisfacer sus necesidades. Desean autenticidad y esperan elementos de personalización, tanto en bienes producidos en masa como en artículos de lujo”.

Les gusta usar, no tener

Debido a la cantidad de productos y servicios que satisfacen la misma necesidad en el mercado, se ha propagado el llamado miedo a la responsabilidad de poseer un artículo, de ser dueño de un servicio. Ésto viene derivado del afán de los millennials del “querer tenerlo todo y a la vez nada”. Sentirse libre, sin ataduras, poder probar sin miedo a las consecuencias.

Preseleccionan lo que quieren en su smartphone

Los consumidores tienen todo a su alcance en sus smartphones.

Si están buscando un restaurante cerca del lugar donde se encuentran, su móvil a través del análisis de su localización les realizará una búsqueda y selección inmediata de los mejores sitios. Todo ello acompañado de fotos y opiniones que facilitarán la decisión del consumidor.

Antes de conocer un producto o servicio físicamente, el usuario ya sabrá o tendrá una idea bastante real de a lo que se atiene, pues todo está en la web. Por eso es tan importante cuidar todo lo que se dice de un producto, servicio o empresa general en las redes, pues puede crearse en la mente de un posible consumidor una mala imagen muy alejada de la realidad.  

Quieren únicamente lo que buscan

Los millennials están “malcriados” por el mercado. Están acostumbrados a tener a su alcance todo lo que desean.

Esto ha propiciado una conducta caprichosa en ellos que va in crescendo a la par que el afán insaciable de los consumidores potenciales por satisfacer sus, hasta utópicos, deseos.

Por ende, todo se resume en una tendencia a la que cada vez más empresas se suman.Se basa en mimar a su público de la mejor forma posible para que éste no caiga en la tentación de intentar paliar las posibles carencias afectivas que puedan aparecer, en los brazos de la competencia.

A veces es mejor el remedio que la enfermedad.

Todo se basa en emociones

Los consumidores actuales le dan más valor e importancia a las experiencias que a la adquisición de objetos lujosos.  

Las redes sociales juegan un papel muy importante y los perfiles de los usuarios son entendidos en las mentes millennials como las cuentas bancarias. En vez de ingresar dinero, ingresan vivencias que nuestros “amigos” pueden ver in situ una vez subidas.

La refutación empírica es tan importante para el usuario que hay webs que exclusivamente se dedican a dar feedback de un determinado producto o servicio en base a las sensaciones han despertado tras el contacto con los mismos.

En este apartado cabe mencionar que llevar a cabo un buen marketing sensorial es fundamental para las empresas, pues los sentidos son los receptores de los estímulos que construirán las posteriores sensaciones sobre las que se edificarán las experiencias de los consumidores.

El olfato y la vista son los sentidos más importantes, pues son los que están más ligados con el recuerdo, es decir, son las herramientas indispensables a la hora de dejar huella en la mente de los usuarios.

Todos estos rasgos y conductas son los que definen la conocida como “vida ideal”, cuyos mandamientos para su disfrute han sido escritos y constituidos por los nuevos consumidores de la época, los millennials y sus venideros discípulos: los centennials.


Alba Caride

Grado en Marketing y Dirección Comercial por la Universidad Europea de Madrid. Asistente de Marketing en hoyreka!

Pin It on Pinterest