+34 91 691 99 68 info@hoyreka.com

Todos sabemos que hay dos maneras de posicionar tu página en los buscadores: la menera orgánica o  SEO y el método SEM o anuncios de Google AdWords.

El posicionamiento orgánico,  natural, es la mejor manera de llegar a los primeros puestos en las búsquedas de Google, el más permanente y además indica a los usuarios que estás ahí por méritos propios y que su búsqueda coincide con tu contenido.

El problema es que es una manera un poco lenta de posicionarse, hay que tener paciencia, trabajar mucho el “SEO on page” y ser perseverante.

Los anuncios de Google AdWords son la vía más rápida de conseguir tráfico y clics, lo cual ayuda a alcanzar el posicionamiento orgánico, y por supuesto a conseguir leads y conversiones sin tener que esperar a tener un buen SEO.

Aquí os dejamos algunos consejos para invertir bien el dinero y conseguir una campaña Google AdWords exitosa.

 

Funcionamiento de Google AdWords


El sistema es como una puja con la competencia por la palabra clave objetivo.

La herramienta cuenta con un planificador de palabras clave o “keywords” para poder elegir la más útil y rentable. Esta herramienta es muy interesante a la hora de elaborar una estrategia de palabras clave en un blog.

Una vez elegida la palabra clave, hay que establecer un presupuesto. No existe una inversión mínima y puedes marcar presupuestos diarios de gasto. Todo está bajo tu control.

Google solamente cobra cuando un usuario haga clic en tu enlace, por lo que el tiempo de duración dependerá de las veces que alguien entre en tu web por esta vía.

El importe de cada clic depende de la cantidad de competencia que haya en la puja: a mayor número de anunciantes pujando por una misma palabra clave, mayor coste por clic. A menor competencia, menor coste.

Google AdWords: 6 consejos clave para el éxito

 

Tipos de pujas en Google AdWords


 

  • Pujas de coste por clic. CPC

Aquellas centradas en aumentar el tráfico de la web o blog. El objetivo es conseguir el máximo posible de clics en el enlace del anuncio.

 

  • Pujas de coste por adquisición. CPA

Aquellas centradas en obtener conversiones. El objetivo no es conseguir meros clics en el enlace, si no que, una vez dentro, el usuario responda a alguna llamada a la acción o realice una compra.

 

  • Pujas de coste por impresión. PCI

El objetivo es dar visibilidad y notoriedad a la marca, aumentando al máximo las impresiones en pantalla.

 

6 sencillos consejos para una buena campaña con Google AdWords


 

Ten claro tu objetivo

Como ves, hay que tener muy claro cual es el objetivo de la campaña, por qué has decidido invertir un presupuesto en publicidad y cuáles son los resultados esperados.

 

Prepara tu web

Ten en cuenta que Google busca siempre calidad y ofrecer una experiencia de navegación placentera para usuario.

Por lo tanto la calidad de tu web va a estar siempre por encima del dinero y Google no posesionará un anuncio de la misma manera si no se ha trabajado previamente en el diseño y preparación del site.

La mayoría de usuarios entrarán a tu web por dispositivos móviles, por lo que la página debe ser responsive, es decir, estar adaptada a todos los dispositivos y pantallas.

 

A Google no se le engaña

Olvídate de crear dos cuentas diferentes de Google para posicionar un mismo sitio, ya que estarás tirando piedras contra tu propio tejado.

Puedes crear tantas campañas como quieras de forma simultánea, pero hazlo siempre desde una misma cuenta de Google.

 

Medir, medir, medir…

Si no medimos lo que hacemos, lo hacemos a ciegas.

Por ello, es importante instalar un código de seguimiento en nuestra página web que genera el propio Google Adwords, de esta manera podrá decirnos el número de veces que un usuario ha realizado la acción que buscábamos (clic en enlace, conversión…)

Otra buena idea es vincular la cuenta de Google AdWords con la de Google Analitycs y analizar los resultados de la campaña mediante ésta última.

 

Trabaja las palabras claves adecuadas

El coste por clic lo va a determinar la calidad de la palabra clave que elijas, por eso Google AdWords pone tantas herramientas a tu alcance.

Utiliza un nombre de anuncio facil de recordar, de forma que solo con el título se entienda de qué va la campaña.

Elabora una lista de palabras clave que no te interesan. Son las palabras clave negativas que impiden que un anuncio se muestre para una búsqueda que no es relevante para ti.

Siempre hay que segmentar las campaña. Es muy importante segmentar en función en función a la ubicación de tu target y el idioma.

 

Crea una landing page. Diseña tu página destino

No suele ser buena idea llevar a los visitantes directamente a la home. Es mejor que la URL de destino sea una landing page con una buena llamada a la acción, pero esto dependerá de los objetivos marcados.

Lo que si hay que tener claro es que la URL de destino a la que llegue el usuario debe ser atractiva, a poder ser orientada a la conversión, ya que es la mejor manera de rentabilizar el presupuesto invertido.

Por último, debes tener en cuenta que hay diferentes tipos de landing page: sección del sitio Web, micro site y sitio independiente.

IMG: Shutterstock


Idoia Doncel

Pin It on Pinterest